Seleccionar página

¿Qué es el SÍNDROME DE AGOTAMIENTO MENTAL?

¿Es muy difícil padecer esta FATIGA EMOCIONAL?

¿Cómo reconocer o tratar este síndrome de BURN OUT, y a qué edades se puede producir?

Este SÍNDROME DE EXCESO DE ENTRENAMIENTO FÍSICO O PSICOLÓGICO o sobre todo de estrés emocional, es un estado al que llegas después de haber pasado durante mucho tiempo por un proceso en el que creías que ibas a aguantar tanta carga emocional, pero al final, acabas explotando.

SUPERAR CIERTOS NIVELES DE CARGA ES MUY COMÚN Y NORMAL EN ciertas edades, aguantar tanto trabajo como estudios como familia, entrenamientos, jefes, reuniones… acaba saturando tu estado emocional.

AL PRINCIPIO ES NORMAL QUE CREAS QUE PUEDES CON TODO ELLO y más, por desgracia hay muchas propagandas por las redes sociales como NO PAIN NO GAIN, y la cultura del esfuerzo máximo, que si bien puede tener sentido para ciertos casos, puede desencadenar en problemas hormonales y graves.

De repente UN DÍA TE LEVANTAS Y TE CUESTA ENFRENARTE a ese proyecto, ese reto de repente se te vuelve cuesta arriba o ese entrenamiento no eres capaz de terminarlo tal y como lo solías hacer solamente hace unas semanas o incluso un par de día atrás.

Es ahí cuando la cápsula suprarrenal hace un sobre esfuerzo extra, para poder generar hormonas como ADRENALINA, NORADRENALINA O CORTISOL, hormonas que hacen que puedas dar más del 100%, y puedas seguir en la cima de ese estrés de vida.

Se activa de esta manera todo el día prácticamente tu SISTEMA NERVIOSO SIMPÁTICO, que debes recordar que era el de lucha o huida, tu cuerpo genera todo lo que es capaz de generar estas hormonas para que tu estés a pie del cañón, y aunque descanses poco, puedas con todo.

Pero como todo, tiene sus límites, si seguimos con poco descanso, con mal sueño, con mucho entrenamiento o sin parar de trabajar, estudiar o involucrarte en proyectos… llegará un momento que TU CÁPSULA SUPRARRENAL NO PODRÁ DAR ABASTO CON TODO TU TRABAJO.

Y debes pensar que cuando hay ese agotamiento, probablemente haya para compensar una MAYOR ACTIVACIÓN DE LA HORMONA ESTIMULANTE DE LA TIROIDES, que en la analítica la puedes ver como TSH.

Es decir, que tu cuerpo intenta sobre activar con mayor activación de hormona t4 tiroxina y transformando en su fracción activa, que es la t3 o triyodotironina, la cual es encargada entre otras muchas cosas de ayudar a que la ENERGÍA, EL OXÍGENO Y LOS NUTRIENTES LLEGUEN A TUS MITOCONDRIAS.

Puede parecer que está todo controlado, pero esto dura muy poco tiempo, y tu cuerpo piensa que esto no va a tener fin, y claro, se asusta… y de repente ECHA EL FRENO DE MANO para que cambies tu estilo de vida, piensa que vas a explotar.

En ese momento, de repente un día TU CAPSULA SUPRARRENAL YA NO PUEDE GENERAR esa adrenalina y noradrenalina por lo que te notas apático, sin energía, y con bajada de tensión arterial.

Al no generar cortisol, TE FALTA ESE ANTIINFLAMATORIO NATURAL POR EXCELENCIA, y te levantarás con la cara hinchada, te dolerán los músculos o articulaciones y todo te costará mucho más.

Tu transformación de t4 a t3 será mucho más pobre, y tendrás síntomas de un PEQUEÑO HIPOTIROIDISMO, notarás frío, cabizbajo, y muy falto de energía para poder simplemente salir a la calle.

Paradójicamente esta bajada de transformación de t3, se suele traducir en que la TSH PUEDE QUE ESTÉ AUMENTADA EN UNA ANALÍTICA, precisamente porque tu Tiroides intenta que haya más cantidad de t3 final.

Esto es bastante más complejo realmente, pero solamente es para que entiendas que si en la analítica ves la TSH ALTA, NO SIGNIFICA QUE TENGAS HIPERTIROIDISMO, sino que probablemente tengas otros problemas como deficiencia de conversión, o mala activación de t3, por lo que te acercas más a un hipotiroidismo, aunque los parámetros salgan dentro de los recomendados por tu laboratorio.

Si por desgracia llegamos hasta aquí, tu cuerpo ya te parará para evitar problemas mayores, y podrás tener SÍNTOMAS como:

– FATIGA FÍSICA

– POCA MOTIVACIÓN

– TENDENCIA A LA DEPRESIÓN O AL PESIMISMO

– ANSIEDAD

– MAL RENDIMIENTO DEPORTIVO

– TENDENCIA A LESIONARTE O A DOLORES MUSCULARES

– NIEBLA MENTAL O FALTA DE CONCENTRACIÓN

– FRÍO, SUEÑO, DOLOR DE CABEZA

– EN MUJERES, PROBLEMAS MENSTRUALES

EN HOMBRES, PROBLEMAS DE APETITO SEXUAL

Por desgracia es muy común pasar por alto los primeros niveles, porque PENSAMOS QUE PODEMOS CON TODO, y que cuando lleguen todos estos síntomas ya sea tarde.

Así que lo primero que debes saber, es a ATENDER LOS PRIMEROS SÍNTOMAS, para poder evitar llegar a los problemas finales que te acabo de exponer, y que por desgracia es tan común observar hoy en día con este estilo de vida

¿Y qué podemos hacer para REVERTIR ESTA SITUACIÓN?

Pues si has entendido que es el exceso de activación del Sistema nervioso Simpático lo que te ha llevado hasta aquí, entenderás que es también lo contrario lo que necesites, regulando tu SISTEMA NERVIOSO PARASIMPÁTICO…

Como por ejemplo:

Dar paseos por la naturaleza, recuerda que ya hemos visto la relación con las ONDAS CEREBRALES AL EXPONERSE AL MEDIO NATURAL, y que de hecho hay en zonas como en Japón que se prescribe este baño de bosque como tratamiento para estos problemas.

REGULAR TUS RITMOS CIRCADIANOS, acostarse cerca del anochecer y levantarte cerca del amanecer hará que tus hormonas puedan resetearse.

MEJORAR TU RELACIÓN CON LA COMIDA, evitando dietas, no es el momento de asustar a tu organismo haciendo restricción calórica o practicando pautas de nutrición restrictivas.

REALIZAR EJERCICIO PLACENTERO, pasear, nadar suave, ciclismo con amigos o un partido de pádel con compañeros, hará que tu amigadla se relaje y puedas volver a ser tú.

Recuerda que tu cuerpo va a responder a lo que le des, SI LO ESTRESAMOS CONTANTEMENTE TE FRENARÁ, para evitar problemas graves…

Así que intenta ir APLICANDO ESTAS MEDIDAS EN TU DÍA A DÍA para evitar que tu cuerpo entre en este síndrome de Burn Out o fatiga emocional

Si prefieres el formato vídeo, aquí lo puedes ver en mi canal de YouTube